Fabricio Oberto no se resigna a perderse el Preolímpico. Antes de viajar a Texas, para someterse a estudios de alta complejidad por su arritmia, dialogó con Deportes.gov.ar

El basquetbolista campeón olímpico, retirado desde hace dos meses, se mostró entusiasmado con la cita marplatense y dijo: “Después de los estudios se verá si puedo volver o no. El Estado hizo un gran esfuerzo, que se juegue un torneo de este nivel en Argentina es tremendo”. Y tiene la banca del DT

Mar del Plata (Especial, por Gustavo Catalano).- El sorteo del Preolímpico de Básquetbol de este mediodía en el NH Gran Hotel Provincial ya había finalizado. Los flashes seguían buscando la figura del cordobés Fabricio Oberto, integrante de la Generación Dorada ganadora entre tantos logros de la medalla de oro en los Juegos de Atenas 2004 y de la de bronce en Beijing 2008.

Fabricio Oberto y Claudio Morresi

Con la humildad de los grandes, y a pesar de tener que partir enseguida con destino a Austin, capital del Estado de Texas, para someterse a estudios por su problema cardíaco, el pivote intentaba satisfacer a fans, periodistas, reporteros gráficos y dirigentes… Y en ese marco se hizo un tiempo para charlar en forma exclusiva con Deportes.gov.ar

“El Estado hizo un gran esfuerzo, había muchos países que querían organizar este torneo y por eso era tan difícil tenerlo en la Argentina. Que se apueste al deporte es muy valorable, yo tengo una excelente relación con el Secretario Claudio Morresi, a quien respeto mucho, y él sabe que siempre estoy a disposición para ayudar en lo que sea en beneficio del desarrollo del deporte”, comentó Oberto durante el diálogo, que se inició segundos después de su encuentro con Morresi.

“La última vez que jugamos un Preolímpico en Argentina fue hace 10 años en Neuquén, para todos los que estamos en el básquetbol y en el deporte en general esto es muy importante. Por eso desde el 30 de agosto viviremos un momento soñado. Que se juegue un torneo de este nivel en la Argentina es tremendo”, prosiguió Oberto, quien hace algo más de dos meses anunció su retiro de la actividad, mientras militaba en Portland Trail Blazers, por sus reiterados problemas de salud. En 2009 incluso había sido intervenido quirúrgicamente por su arritmia.

Sin embargo el pivote no se resigna a quedarse afuera del Preolímpico y el próximo domingo y lunes se someterá a estudios de alta complejidad, donde su corazón será exigido como si estuviera en competencia. “Voy a hacerme estos estudios, que no son invasivos, y según los resultados se verá si puedo volver a jugar o no. Está claro que no voy a comprometer mi salud, sólo quiero sacarme la duda y quedarme tranquilo”, le confesó a la web de la Secretaría de Deporte.

Y luego agregó para que no queden dudas de su amor al básquetbol y a la camiseta argentina: “Ya tengo 35 años y la verdad que me banco no jugar en un equipo, pero el seleccionado es distinto, especialmente con lo que significa jugar en el país una clasificación a un Juego Olímpico. Quiero retirarme jugando con mis amigos de la Selección”.

“Si no me toca estar como jugador estaré lo más cerca que pueda del equipo, estas cosas hay que disfrutarlas desde el lugar que a uno le toque estar. Sueño con la mínima chance de estar con los cortos y si no se puede apoyaré con todo, pero voy a hacer todo lo que está a mi alcance para llegar, este Preolímpico no me lo quiero perder por nada”, remató Oberto, quien además anoche, apenas pisó Mar del Plata, participó de una jornada solidaria en beneficio del hospital materno infantil de la ciudad.

“El Preolímpico no será fácil”

“No será un torneo fácil. El sistema no da posibilidades para especular, porque se arrastran los puntos de la primera fase a la siguiente. No podemos confiarnos. Nosotros sabemos que Argentina es candidata pero eso hay que demostrarlo en la cancha”, comentó el campeón olímpico.

Luego, al ser consultado sobre su relación con el DT Julio Lamas, contestó: “Ya me dijo que si estoy bien de salud me quiere en el equipo. Es importante para mí en este momento contar con su confianza y es muy bueno que él tenga esta posibilidad porque es un muy buen entrenador, que nos conoce a todos nosotros y que trabaja con mucha seriedad. Seguramente no cambiará el estilo de esta Selección, que será de mucha defensa y de gran trabajo colectivo”.

Y por último, Oberto le envío un mensaje a los más jóvenes: “Nosotros nacimos acá y hoy la Liga está muy competitiva, por eso yo siempre le digo a los más jóvenes que disfruten de jugar en el país y que este es el primer camino que hay que transitar bien para llegar a la Selección”.

Prensa – Secretaría de Deporte de la Nación