El pasado 29 de abril, el actor se fotografió junto a los futbolistas en un entrenamiento y recibió su propia camiseta de manos de Christiano Ronaldo

Es el último Robin Hood del cine, pero además, Russell Crowe es uno de los más importantes actores de la industria de Hollywood. Toda una estrella, que en su paso promocional por la capital de España no quiso dejar de visitar a sus “homónimos” del fútbol.

El actor neozelandés llegó a la Ciudad Real Madrid ataviado con una sudadera del club de rugby del que es propietario en Australia, los “South Sydney Rabbitohs”, y es que como Crowe reconoció: “El Real Madrid es un club legendario. Yo tengo un equipo de rugby en Australia y siempre me resulta interesante ver cómo funcionan otros clubes deportivos, más tratándose de uno tan importante a nivel mundial”.

Amante del deporte, y del fútbol en particular, conocía la situación tan igualada en la que se encuentra el campeonato en esta recta final de la temporada; Russell Crowe alabó la grandeza de ambos clubes: “Siempre echo un vistazo a la tabla de la Liga Española, miro donde esta tanto el Barcelona como el Real Madrid; tenéis un gran equipo”. Y demostrado quedó que conocía a la perfección a la plantilla madridista. Tras disfrutar a pie de campo del partidillo con el que se estaba poniendo el punto final a la sesión de entrenamiento, el actor saludó a varios jugadores blancos.

En primer término, fue Miguel Pardeza, director deportivo del Real Madrid, el que saludó al “fichaje por un día”. Crowe demostró sus ‘credenciales’ dando toques con estilo a un balón. Tiempo después de visitar el interior del gimnasio del primer equipo. Allí le esperaba un gran anfitrión: Álvaro Arbeloa. Con este jugador, que se maneja a la perfección con el inglés tras su paso por el Liverpool, charló amenamente sobre cine y fútbol.

Raúl González también quiso saludar al conocido actor, que se mostró preocupado por la lesión del capitán deseándole una pronta recuperación. Lo mismo que a Pepe, que con su simpatía natural se disculpó por no dominar el inglés. Guti también se fotografió y confesó ser seguidor de sus películas. A todos y cada uno de los jugadores madridistas, Russell Crowe quiso entregarles una gorra de su club de rugby.

Pero uno de los momentos que más esperaba el actor era poder conocer a Cristiano Ronaldo. El ganador de un Oscar conversó con el ganador de un Balón de Oro y se intercambiaron presentes: gorra para Ronaldo y camiseta del Real Madrid con su nombre para Crowe. Sonrisas y los mejores deseos: uno para que “Robin Hood” sea un éxito en la taquilla, y el otro, para que siga siendo uno de los mejores futbolistas del mundo. Russel Crowe se mostró cercano y feliz de poder finalizar su visita en la capital conociendo por dentro el Real Madrid.

Textos: Cristina Monge/RealMadrid.com
Fotos: United International Pictures