Calentando motores para la fecha londinense del Campeonato Mundial de motocross free style -el famoso Red Bull X-Fighters-, los pilotos locales Chris Birch, Kris Brock y Jamie Squibb literalmente volaron y maravillaron con sus acrobacias a una tribuna colmada de un público bastante distinto al de la nobleza europea que es habitué

Este sábado, la prueba en la ex central eléctrica de Battersea (Londres) romperá nuevamente varios récords deportivos y de público

Ascot, Reino Unido, agosto 2010.- El santuario del turf británico se convirtió por unas horas en el escenario perfecto para la exhibición previa de una nueva fecha del Campeonato Mundial Red Bull X-Fighters que este fin de semana vuelve a Londres.

En el mismo lugar donde habitualmente tienen lugar gran parte de las carreras de caballos más importantes del mundo, los pilotos ingleses Chris Birch, Kris Brock y Jamie Squibb desplegaron su habilidad sobre dos ruedas: una espectacular manera de calentar motores antes de la electrizante prueba que el próximo sábado tendrá lugar en la no menos clásica ex central eléctrica de Battersea, a orillas del Támesis, en el corazón de Londres.

Las tres motos literalmente volaron desde una rampa frente a la famosa tribuna principal de Ascot, desplegando un variado repertorio de trucos para un público que esta vez era muy distinto al de los nobles con sombreros raros que le han dado no menos fama mundial al sitio. “Venir a este lugar con tanta historia y hacer piruetas con mi moto es algo muy especial para mí”, confesó Chris Birch, para muchos como el mejor rider de Gran Bretaña.

Este fin de semana, en la competencia londinense del Ex Fighters 2010 se espera superar una vez más los muchos récords registrados en el mismo escenario el año anterior, ya que esta vez el trazado del circuito será más largo y complicado. Además, la capacidad del recinto se ha ampliado hasta las 30.000 localidades, lo que lo convierte en uno de los estadios temporales más grandes de todo el Reino Unido.

Prensa Red Bull Argentina