Por María Gabriela Losino/M&D/Cine y más…

En el mes de octubre habíamos publicamos un adelanto  sobre este film que la distribuidora Warner Bros Pictures Argentina estrenó hoy -Jueves 22 de Noviembre- en la Argentina. Aquí va nuestra reseña. Nuestra Opinión: Muy buena.

Tras afirmar que su participación como actor en “Gran Torino” sería la última para dedicarse por completo a la dirección, Clint Eastwood retoma la profesión en este drama deportivo ambientado en el mundo del béisbol (un deporte no muy popular en nuestras tierras). Aquí encarna a Gus Lobel, uno de los mejores cazatalentos de esta disciplina que se niega a asumir que la avanzada edad se está comenzando a sentir, lo cual interfiere con su trabajo, especialmente porque está perdiendo la visión.

Sin embargo, este viejo cascarrabias muy similar al personaje de la cinta mencionada al comienzo de esta nota -quien puede diferenciar un golpe de bate tan sólo por cómo suena- se rehúsa a pensar en un posible retiro, pero todo indica que su carrera -haciendo referencia a la terminología propia de este deporte- está transitando las últimas entradas, ya que los que encabezan la dirección del equipo para el que recluta jugadores de las ligas menores (papeles a cargo de los actores Matthew Lillard y Robert Patrick), está comenzando a cuestionar su criterio. No así su jefe y amigo Pete (John Goodman), quien hace lo posible para ayudarlo.

En el que podría ser su último viaje para ver nuevos talentos, su hija Mickey (Amy Adams), quien forma parte de una importante firma de abogados a la espera de ser nombrada socia, posterga su ascenso laboral y arriesga su carrera para acompañar a su terco padre, quien no ha estado muy presente durante su niñez, ya que no se sentía preparado para ser un padre soltero después de la muerte de su esposa.

En Carolina del Norte, mientras tratan de reclutar a Bo Gentry (Joe Massingill), el más famoso y arrogante bateador estrella del momento, ambos se ven obligados a pasar bastante tiempo juntos por primera vez en muchos años, poniendo en evidencia antiguas verdades acerca de su pasado y su presente que podrían cambiar su futuro.

Si bien la dirección de “Curvas de la Vida” estuvo a cargo del debutante Robert Lorenz, durante muchos años socio de producción de Eastwood y su compañía Malpaso Productions, la estructura y el desarrollo del film es muy similar al estilo que le imprime el actor de “Harry el Sucio” a sus propias cintas.

En lo que respecta al desempeño actoral, quien más resalta es la talentosa Amy Adams, puesto que su personaje es el que se redescubre a sí mismo, ya que esta muchacha, una verdadera experta que lleva el amor por el béisbol en la sangre, poco a poco comienza a estrechar la relación con su padre. Por su parte, el cantante y actor Justin Timberlake realiza un correcto trabajo interpretando a un reclutador rival con un pasado como lanzador con ansias de convertirse en locutor deportivo que rápidamente demuestra un interés romántico por Mickey.

“Curvas de la Vida” (Trouble With The Curve) es una presentación de Warner Bros. Pictures. Dirigida por Robert Lorenz. Protagonizada por Clint Eastwood, Amy Adams, Justin Timberlake, John Goodman, Matthew Lillard y Robert Patrick. Un guión de Randy Brown.

Producida por Clint Eastwood, Robert Lorenz y Michele Weisler. Productor Ejecutivo: Tim Moore. Diseño de Producción: James J. Murakami. Diseño de Vestuario: Deborah Hopper. Fotografía: Tom Stern. Edición: Gary D. Roach y Joel Cox. Música: Marco Beltrami.

Galería de Imágenes

[slideshow]

Trailer