Se trata de una alianza de fondo en calidad de socio y cronometrador oficial. La misma, se da en el marco de la nueva estrategia de la marca de relojes suizos, la cual afianza de este modo sus raíces deportivas

TAG Heuer se asocia a las carreras de fondo de Nueva York (TCS New York City Marathon), que se llevó a cabo este pasado fin de semana, Chicago (Bank Of America Chicago Marathon), Berlín (BMW Berlin Marathon) y también París (Schneider electric Marathon de Paris), Oslo y Moscú. TAG Heuer marca así una vuelta a sus orígenes y se centra de nuevo en el corazón de su oficio -los relojes y cronógrafos deportivos- y su ADN -el deporte, la competición y la superación personal.

TAG Heuer - NY Marathon

Introducirse en el campo de los maratones revela un gran giro estratégico de la marca; sin abandonar su terreno predilecto, la competición del motor, esta nueva asociación permite a la marca nutrir, mediante una iconografía ampliada, el mensaje principal de su campaña “Don’t Crack Under Pressure”. Un dominio que, por otra parte, es poco explorado por la relojería suiza, lo cual muestra la faceta pionera de TAG Heuer desde 1860.

Apenas conocida hace diez años, esta disciplina se democratiza y alcanza a una población internacional, de todas las edades, constituida a un tiempo por habituales de la disciplina y nuevos adeptos que buscan superarse a sí mismos con records personales y adrenalina. Según los organizadores, los grandes maratones cuentan con un total de más de 250.000 participantes- solo la TCS New York City Marathon cuenta con más de 50.000 y 2,5 millones de espectadores acumulados en torno a los recorridos por las diferentes ciudades.

Las maratones representan, pues, una oportunidad real de visibilidad, adquiriendo la esponsorización todo su valor : el branding a lo largo de todo el recorrido y las inserciones en los medios de comunicación-televisión, prensa y web- que tienen repercusiones que superan las propias carreras.

“Creemos que los maratones nos proporcionan una visibilidad global extremadamente amplia en todos los soportes de comunicación. Para correr una maratón, y más concretamente para formar parte de los valientes finalistas de los maratones, hay que dar muestras de una extremada resistencia física y, aún más, mental. Estamos orgullosos de que nuestro mensaje ‘Don’t Crack Under Pressure’ se asocie a esta filosofía”, declaró Stéphane Linder, Presidente y CEO de la marca relojera suiza.

TAG Heuer siempre ha invertido una parte consecuente de su presupuesto de marketing en acciones de esponsorización, ya que considera que asociarse a eventos deportivos garantiza no solamente la visibilidad de un objetivo concreto, sino que enriquece también el territorio de marca al proporcionar contenido. Esto da también la oportunidad de resaltar los valores que comparte con el mundo del deporte.

Del mismo modo en que TAG Heuer mantiene una estrecha relación con el dominio de la medida del tiempo desde sus orígenes, superar los límites del tiempo es el objetivo de los mejores maratonianos. El récord del mundo de distancia ha recaído este año en Berlín, en el atleta Dennis Kimetto, que ha corrido los 42.195 m en 2h02min57s; un resultado increíble hasta ahora que parecía impensable hace poco. Una proeza que se espera vuelva a producirse en un futuro cercano. Por ello es natural que el relojero más audaz firme este tipo de asociación.

Galería de imágenes

Video