La compañía presentó esta acción enfocada en personas en situación de vulnerabilidad cuyo objetivo es capacitar a 1.500 personas para que accedan a un empleo en 2020

De la Redacción

L’Oréal presentó su nueva iniciativa de RSE (Responsabilidad Social Empresarial), “Belleza por un Futuro”. Esta acción está enfocada en personas en situación de vulnerabilidad y su objetivo es capacitar a 1.500 personas para que accedan a un empleo en 2020. El proyecto funcionará en un centro técnico construído especialmente y la primera camada es de 130 alumnos que accederán a la capacitación profesional en peluquería y maquillaje.  En Argentina existen alrededor de 42.000 peluquerías con más de 120.000 puestos de trabajo directos, donde el 50% es autoempleo.

loreal-belleza-por-un-futuro-jpg

A la inauguración, asistió el Director General de L’Oréal Argentina, Marcelo Zimet, junto a la Ministra de Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley. El evento se llevó a cabo el 1º de noviembre en el edificio Central Park, que cedió el espacio para que la empresa líder en cosmética construya allí una escuela para esta formación.

Junto a la fundación Pescar como experto del tercer sector seleccionado para el proyecto, L’Oréal puso en marcha el primer grupo de 130 alumnos que aprenderán sin ningún costo los oficios de peluquería y maquillaje que permiten una amplia flexibilidad laboral: trabajo en el hogar, en el domicilio del cliente, en un salón de peluquería o en centros de belleza. Por lo tanto se trata de oficios con marcado perfil emprendedor y con una real oportunidad de movilidad social.

Los cursos cuentan con la participación de las marcas más vendidas en Argentina en el mundo de los salones y estilistas, L’Oréal Professionnel, y del maquillaje, Maybelline. Dentro de las cuarenta marcas del grupo L’Oréal, esas dos firmas lideran sus segmentos en todo el mundo e integran las unidades de negocio de Productos Profesionales y de Consumo Masivo, respectivamente.

Para asegurar un nivel de formación adecuado a los estándares más altos que puede exigir el mercado, estas marcas eligieron a la academia de Oscar Colombo para las clases de peluquería y al estudio de Jazmín Calcarami para los cursos de maquillaje. En paralelo, Pescar y L’Oréal iniciaron con la Secretaría de Empleo del Ministerio de Trabajo de la Nación, el camino necesario para que esta capacitación cuente con la “Certificación de Formación Profesional”, que será un atributo muy importante para que los egresados refuercen su perfil en busca de empleo formal.

“Celebramos la puesta en marcha de “Belleza por un futuro” en Argentina, es la confirmación del impacto social positivo que puede generar la colaboración entre las empresas, el tercer sector y el ámbito público. Estamos felices porque es un proyecto que reivindica la diversidad como nuevo paradigma de la igualdad de género y la formación para generar empleo”, comentó Marcelo Zimet, el CEO de la filial local de L’Oréal.

El programa pudo ejecutarse gracias a un trabajo conjunto entre el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, la Subsecretaría de Responsabilidad Social y la Subsecretaría de Empleo del Ministerio de Trabajo. Mientras que por la Ciudad de Buenos Aires participaron el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat y la Subsecretaría de Promoción Social. Por el tercer sector participa la Fundación Pescar y desde el ámbito privado el edificio Central Park y L’Oréal Argentina.

La formación es ciento por ciento gratuita, incluye además los gastos de traslado, la alimentación durante el curso y el conjunto de herramientas para poder realizar el trabajo. Para lograrlo, L’Oréal contó con el aporte de socios claves, como el distribuidor de productos profesionales para peluquerías Las Margaritas y con un especialista en servicios de gastronomía como Sodexo.

Si bien más del 90% de los alumnos son mujeres, con una visión de integrar la diversidad L’Oréal abrió en Argentina la posibilidad de que los hombres puedan tomar esta formación, incentivando también la inclusión de personas trans. La fundación Pescar realizó la selección focalizando en personas de bajos recursos y articuló con organizaciones sociales, instituciones barriales, Oficinas de Empleo de la Ciudad de Buenos Aires y otros entes dependientes del Ministerio de Desarrollo Social. Los cursos suman alrededor de 500 horas de capacitación y los egresados contarán con un seguimiento personal de hasta dos años posteriores a su graduación a cargo de Pescar y solicitado por L’Oréal para apoyar la inserción laboral. Además, la currícula contempla la realización de una práctica profesional al momento de finalizar los estudios.

“Esta camada inaugural es sólo el primer grupo de muchos más que vendrán cada nuevo año, llevando este proyecto a una escala cada vez mayor y a nivel nacional. “Belleza por un Futuro” no es un programa con término, sino que está guiado por una visión de perennidad y crecimiento sostenible”, destacó Pablo Sánchez Liste, Director de Comunicación, Asuntos Públicos y Sustentabilidad de L’Oréal.

“El maquillaje es la categoría de mayor crecimiento en el mercado de la cosmética, con una aceleración explosiva impactada por el auge de las nuevas tecnologías y las redes sociales”, precisó Guillaume Sonolet, Director de la División de Consumo Masivo de L’Oréal.

Según los estudios realizados por L’Oréal, en el mercado de la peluquería la categoría que más crece es el de la tintura de mechas. El color de pelo es el nuevo maquillaje. “Hay 42 mil salones de belleza generando más de 120 mil empleos, pero con menos de 3 personas por salón, es decir que el 50% de las peluquerías son un autoempleo y sus negocios representan el 1% del PBI argentino”, explicó Tiago Carvalho, Director de la División de Productos Profesionales que agrupa las marcas L’Oréal Professionnel, Kerastase y Matrix.

“Belleza por un futuro” (Beauty for a Better Life) en el resto del mundo

“Belleza por un futuro”, junto con “Por las mujeres en la ciencia”, son los dos programas principales de la Fundación L’Oréal. En 2015, el primero permitió que cerca de 3.000 personas accedan a un empleo en los 20 países donde está presente, cantidad que se duplicó en relación a los resultados del año anterior en 48 centros de entrenamiento en todo el mundo. Fue lanzado en Francia en el año 2009 como parte de la celebración del centenario de L’Oréal. Para el año 2020, L’Oréal se ha fijado el objetivo de superar las 5.000 mujeres empleadas como consecuencia de esta formación.

En Colombia, más de 1.000 mujeres se capacitaron desde su creación. El programa tuvo como participantes a madres, huérfanas y viudas de víctimas de las FARC. En Cartagena, el centro que abrió el año último, ayudó a embarazadas y madres solteras en alianza con la Fundación Escobar. Se lleva adelante además en Bogotá y Santa Marta. En Vietnam, se trabajó con mujeres víctimas de violencia, que padecieron trata, madres solteras, huérfanas e incluso a las que viven en extrema pobreza. La Fundación L’Oréal trabajó en sociedad con la Fundación de Mujeres Vietnamitas, y desde su apertura logró 1.400 capacitadas en peluquería. En 2015, el 90% de las egresadas consiguieron trabajo al terminar el curso.

En India el programa logró 1.200 egresadas solo en 2015, con 12 escuelas abiertas en sociedad con la ONG Labornet. Algunas trabajan desde su casa, otras abrieron sus propios salones y muchas son ahora entrenadoras. En China el programa llegó gracias a un acuerdo con China Women’s Development Foundation y la ONG Rural Women para desarrollar el programa en gran escala en los próximos cinco años.