En la noche del 11 de marzo, Cristiano Ronaldo y Zlatan Ibrahimovich se enfrentaron en un partido monumental en el que buscaron lanzar a sus equipos a la siguiente ronda de la UEFA Champions League. Allí, en el Old Trafford estrenaron el botín más liviano jamás antes confeccionado, el Mercurial Vapor Superfly.

Con un peso increíble de apenas 185 gramos, el Mercurial Vapor Superfly fue diseñado para llevar la velocidad del juego al próximo nivel, combinando los mejores materiales y tecnologías con el trabajo artesanal y la pasión futbolística.

El nuevo botín incorpora la tecnología Nike Flywire, la cual utiliza hilos de alta resistencia que actúan de manera similar a los cables de un puente suspendido. La alta resistencia del botín resulta de la colocación estratégica de los hilos, brindando soporte donde los jugadores más lo necesitan, complementada por una capellada compuesta de un material altamente adaptable que fija los hilos en su lugar, permitiendo que la misma se adapte al movimiento del pie del jugador sin comprometer soporte ni durabilidad.

El modelo Mercurial Vapor Superfly también incorpora nuevos tapones de tracción ultraliviana y chasis de fibra de carbono que recortan unos valiosos gramos al botín, garantizando más ligereza sin sacrificar la integridad del mismo ni la tracción.

Este botín artesanal ejemplifica la obsesión de Nike por el diseño de productos ultralivianos que no admiten concesiones y ayudan a los jugadores en aspectos críticos de su juego.

“Lo más importante para mí es que mis botines sean cómodos. Nike escucha mi opinión y mejora cada nuevo diseño. El Mercurial Vapor Superfly es bastante más liviano, lo cual me ayuda a moverme más rápidamente en ataque. Son perfectos para mi juego. También es muy especial jugar con estos botines que se destacan por su liviandad y velocidad. Que la gente asocie la alta velocidad con mi estilo de juego es todo un cumplido”, aseguró el actual Jugador del Año de la FIFA Cristiano Ronaldo.
El máximo goleador de la temporada del Inter de Milán Zlatan Ibrahimovic dijo: “Nuestro juego se vuelve cada vez más rápido cada temporada. Los jugadores deben ser más rápidos en su toma de decisiones, al igual que con la pelota. Debemos acelerar, reaccionar, y cambiar el juego más rápidamente que la oposición. La ligereza de esta nuevo botín nos ayudará a encontrar el camino más rápido hacia el gol”.

El Mercurial Vapor Superfly será incorporado a partir del 12 de marzo por algunos de los jugadores más letales del fútbol mundial, incluyendo entre otros a Didier Drogba y Franck Ribery, y a los latinoamericanos Pato, Robinho, Adriano, Dani Alves, Carlos Vela y Mauro Zárate.

La introducción de Mercurial Vapor en 1998 marcó una revolución en el diseño de los botines de fútbol. Los resultados hablan por si mismos: en las últimas siete temporadas, los máximos goleadores de la Premier League usaron botines Mercurial Vapor.

Prensa Nike Argentina