El laboratorio dermatológico La Roche-Posay presenta Derm AOX, una gama nueva de tratamientos anti-arrugas, anti-glicación y anti-oxidación. Frena el proceso de envejecimiento cutáneo. Alisa las arrugas y genera luminosidad. Indicado para mujeres de más de 30 años, con arrugas superficiales, falta de luminosidad y finas líneas de expresión.

El envejecimiento cutáneo es causado principalmente por 2 fenómenos: la glicación a nivel de tejido, y la oxidación a nivel celular. Por un lado, la glicación implica la degradación de los tejidos de sostén y daña las fibras dérmicas. Es como una “caramelización” de las proteínas de la dermis a causa de la glucosa, provocando que la piel pierda su elasticidad y tonicidad de forma progresiva, así como la capacidad para contrarrestar las arrugas de la piel que aparecen y se marcan de manera más notable.

En el corazón de la dermis el azúcar que naturalmente se encuentra en el cuerpo, se fija en las fibras de colágeno y elastina, las rigidifica, y de ese modo la piel pierde su elasticidad y las arrugas se instalan. A su vez, a nivel celular, la oxidación provoca un desgaste continuo de las células de la piel debido a los radicales libres como los rayos UV, el estrés y la contaminación. Como consecuencia directa se manifiesta un deterioro del ADN de las células cutáneas, y la piel se tarda más en regenerarse y pierde su luminosidad.

Gracias a Derm AOX, el sueño de desafiar el tiempo se hizo realidad

El innovador tratamiento anti arrugas Derm AOX de La Roche-Posay, lucha contra esos 2 procesos a la vez: es anti-glicación y anti-oxidación. Frena el proceso de envejecimiento, alisa las arrugas y genera luminosidad.

Para esta doble acción y para frenar el proceso de envejecimiento, posee una asociación de activos de última generación que preservan la función biológica de la piel: Carnosina, para luchar contra la glicación y Pycnogenol, para la anti-oxidación. La Carnosina es una molécula presente naturalmente en el organismo, su función es proteger el tejido. Lucha contra la glicación de las proteínas del tejido, y evita que las moléculas de azúcar se adhieran a las fibras de colágeno y elastina de la dermis.

De este modo los tejidos son protegidos, la flexibilidad y elasticidad de la dermis se conservan, y la piel es más resistente al paso del tiempo. El Pycnogenol por su parte se encarga de la protección celular, y luchar contra la oxidación, neutralizando la formación de radicales libres responsables del daño celular. Es uno de los antioxidantes más potentes, y en el corazón de Derm AOX se combina con las vitaminas C y E, para una dosis óptima de antioxidante. Como resultado, genera luminosidad en la piel, ayuda a mantener la flexibilidad y elasticidad, resistiendo a las inclemencias de la vida diaria, y a la formación de radicales libres.

Prensa La Roche-Posay