El mejor navegante argentino de todos los tiempos se integra a Artemis Racing como tripulante y coordinador entre el staff deportivo y el estudio que diseñará el catamarán con el que el consorcio sueco asumirá el mayor desafío del yachting mundial

Con un entrenamiento en Miami a bordo de catamaranes clase Extreme 40, Lange comienza a aportar su know how y experiencia como especialista en multicascos de alto rendimiento

Con un anuncio oficial de la participación de Artemis Racing en la próxima edición de la Copa América, Santiago Lange acaba de ser confirmado como tripulante a bordo del catamarán clase Extreme 40 con el que el equipo sueco buscará sumar conocimiento y experiencia en este tipo de embarcaciones, extremadamente veloces y versátiles.
Con Artemis Racing y en la clase Extreme 40, este fin de semana Santiago Lange será parte de los primeros ensayos del team, en Miami. “Estaremos entrenando con dos Extreme 40, barco que usaremos para desarrollar el diseño con el que Artemis participará en la próxima Copa América -explicó Lange-. Estas pruebas servirán para empezar a entender la táctica y estrategias del match-race en catamaranes, y por el momento mi rol es compartir con el equipo de regata toda mi experiencia en multicascos”.
Representando al Royal Swedish Yacht Club, Artemis Racing es el tercer consorcio que oficializa su participación en la próxima Copa América, después de que en septiembre último se dieran a conocer los nuevos reglamentos y características de las embarcaciones con las que habrá de competirse. Los otros confirmados hasta el momento son el defensor del título, el “BMW Oracle Racing” (Golden Gate Yacht Club) y el “Mascalzone Latino” (Club Nautico di Roma).
Las disposiciones para la 34º edición de la Copa América -la prueba de yachting más antigua y tradicional al mismo tiempo que la más avanzada del yachting internacional- establecen que se competirá en catamaranes. Y Artemis Racing ha encomendado a otro argentino, Juan Kouyoumdjian, el diseño y desarrollo de la embarcación con la que habrá de disputar el desafío, que tendría lugar en San Francisco (USA), durante 2014.
Santiago Lange, también estrecho colaborador de Kouyoumdjian, es justamente uno de los navegantes con mayor experiencia en este tipo de embarcaciones, capitalizada especialmente en las dos olimpíadas en las que compitió en Clase Tornado, obteniendo sendas medalla de bronce para argentina (Atenas 2004 y Pekín 2008).
De 49 años de edad, Lange ha ganado además el reconocimiento masivo en Europa y es para muchos es el mejor regatista argentino de todos los tiempos. Su incorporación al equipo sueco que lideran otro mítico navegante -el estadounidense Paul Cayard- y el magnate Torbjörn Törnqvist, implica a la vez asumir funciones como atleta a bordo de los Extreme 40 con los que Artemis Racing competirá en la temporada 2012 de la Extreme Sailing Series. “Su experiencia como navegante es la de muy pocos en el mundo y además es arquitecto naval, lo que hace que su aporte sea enorme”, destaca Juan Kouyoumdjian.
La Copa América se compara habitualmente con la Fórmula 1 del automovilismo, ya que expresa el máximo nivel al que deportiva, táctica y técnicamente se puede alcanzar en el yachting de máximo rendimiento. También es la competencia más antigua y tradicional de todos los océanos, y si bien los presupuestos que invierten los consorcios son casi tan secretos como los desarrollos técnicos que implementan para impulsar los límites de velocidad a niveles cada vez más impensados, es un hecho visible que allí se concentran no sólo los mejores navegantes, sino también enormes aportes de las grandes compañías y los multimillonarios más poderosos.
“Este desafío apenas comienza y es por eso que nos sentimos complacidos de darle la bienvenida a Artemis Racing a esta 34º Copa América -destacó Richard Worth, actual Chairman del desafío-… Esperamos que los tres participantes confirmados hasta el momento sean sólo los primeros entre los muchos en el drama que implica el verdadero espectáculo deportivo que se irá desarrollando durante los próximos tres años. Y así como pensamos en nuevos y excitantes barcos y formatos de regata, es también grandioso contar con un equipo de navegantes de nivel internacional con el liderazgo de Paul Cayard y Torbjörn Törnqvist”.
Acerca de la Copa América
Hoy, la máxima prueba del yachting se divide en dos partes, con un mecanismo selectivo único y complejo. En cada nueva edición, el ganador del desafío anterior -en este caso, el BMW Oracle, sindicato que representa al Golden Gate Yacht Club- “defiende” la copa. Por otro lado se encuentran los desafiadores (“Challenger of Record”), hasta el momento el “Mascalzone Latino” (representante del Club Nautico di Roma) y el “Artemis (Royal Swedish Yacht Club), que deben enfrentarse en la Louis Vuitton Series.
En una segunda etapa, el ganador de esta eliminatoria se enfrenta al Defensor en la Copa América propiamente dicha. Y aunque no está oficialmente definido, es posible que para esta 34º Copa América esto ocurra en San Francisco (USA), en 2014.
La competencia más avanzada de la vela internacional es también la más antigua y tradicional. Su primera edición data de 1851, cuando la corona británica instituyó como premio un aguamanil de plata valuado en 100 guineas, y de allí que al tradicional trofeo aún hoy se lo conoce como “la copa de las cien guineas”. Sin embargo, el nombre de la competencia trocó en “Copa América”, ya que aquel primer desafío fue ganado por la goleta “América”, del Club de Yates de Nueva York, por sobre 14 adversarios del Real Escuadrón de Yates de Londres.
Entonces el trofeo fue donado por el armador de la goleta a su club, con la misión de fomentar la competencia entre naciones a través de una regata que tuviese a dicho trofeo como premio. Desde entonces trofeo y desafío pasaron a denominarse Copa América.

Prensa Red Bull Argentina