Red Bull Racing: El Desafío de la Sal

Daniel Ricciardo condujo el RB7, monoplaza campeón de la temporada 2011 de la Formula 1, sobre una superficie inédita: las Salinas Grandes en Jujuy, Argentina

Tras la finalización de la temporada 2012 de Fórmula 1, Red Bull decidió llevar el monoplaza del equipo Red Bull Racing a lo máximo de sus límites.

RedBull - RB7 Salinas Grandes 1

En esta ocasión, el RB7 -el auto Campeón de la temporada 2011 de Fórmula 1 llegó al remoto paisaje de las Salinas Grandes en Jujuy -a 1844 km de Buenos Aires- en el norte de la Argentina, una gran salina con una extensión de 212 km, ubicada a más de 3500 metros sobre el nivel del mar con condiciones y temperaturas extremas.

El piloto Daniel Ricciardo (Escudería Toro Rosso), fue parte de este desafío donde las altas temperaturas y una superficie extrema fueron protagonistas. “Fue increíble manejar el auto sobre la sal… la sensación fue un poco diferente con respecto al agarre del auto, fue extraño manejar sobre una superficie resbaladiza y despareja. Pero lo importante fue que pude controlar el auto, incluso logré una muy buena velocidad. Fue una experiencia increíble en este lugar único… en el medio de la nada”.

Llevar al equipo Red Bull Racing hasta Salinas Grandes fue muy desafiante ya que las rutas de acceso al lugar son muy empinadas y cerradas. A esto se le sumó la falta de oxígeno que originó que varios miembros del equipo se sintieran mal, sin aire y con mal de altura.

“Lo más difícil en la preparación del auto a más de 3500 metros de altitud, fue asegurarse que el abastecimiento de combustible fuera el correcto porque a esta altura el auto utiliza menos combustible, entonces el equipo tuvo que calibrar el motor acorde adonde estábamos. En algunos momentos los generadores no se encendían y el auto perdía potencia por la altitud ….pero eso no fue un problema….porque energía es lo que nos sobra”, comentó Phil Turner.

RedBull - RB7 Salinas Grandes 2

Video