La sesión número 125° del Comité Olímpico Internacional, dentro de la cual se llevará a cabo la reunión de la comisión ejecutiva, quedó oficialmente inaugurada el viernes 6 de septiembre por la tarde-noche con una lujosa noche de gala en el Teatro Colón, encabezada por el presidente del COI, Jacques Rogge; el titular del Comité Olímpico Argentino, Gerardo Werthein, y el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri.

Mauricio Macri acompañado por su esposa Juliana Awada, Jacques Rogge, Gerardo Werthein, Daniel Scioli y su esposa Karina Rabolini.

Mauricio Macri acompañado por su esposa Juliana Awada, Jacques Rogge, Gerardo Werthein, Daniel Scioli y su esposa Karina Rabolini.

El acto cultural realizado en uno de los cinco coliseos más famosos del mundo contó con la presencia de los miembros del COI, jefes de Estado, miembros de la realeza e invitados especiales, entre ellos, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli. Tras la entonación de los himnos de Argentina y el olímpico, llegó la hora de los discursos.

Rogge felicitó a Buenos Aires por la obtención de la sede de los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018 y afirmó que su organización agregará “otro logro en la orgullosa herencia argentina en el olimpismo”. Además, agradeció a Werthein y a todo su equipo del Comité Olímpico Argentino por su “duro trabajo para preparar la 125° Sesión del COI y de la Comisión Ejecutiva”.

El dirigente belga destacó la importancia de la sesión que se llevará a cabo en Buenos Aires hasta el martes 10, durante la cual se decidirá la ciudad anfitriona de los Juegos Olímpicos 2020, su sucesor en la presidencia del organismo y la inclusión de un nuevo deporte en el programa de los JJOO 2020.

En relación a la elección de su sucesor, Rogge –quien estuvo 12 años al frente del COI- remarcó: “Tenemos la suerte de contar con seis candidatos competentes y capacitados, perfectamente aptos para dirigir esta gran organización”, tras lo cual resaltó que “el movimiento olímpico es mucho más que una única persona: su éxito obedece a unos valores eternos y al poder del deporte”.

A su turno, Werthein destacó la labor de Rogge, “un hombre que le dio mucho al movimiento Olímpico”. “No hay palabras que expresen nuestra gratitud por todo lo que ha hecho. Gracias, gracias, gracias. Fue un ejemplo para todos nosotros con una gran capacidad, pero también con una gran humildad. Su legado permanecerá por siempre en el COI”, afirmó.

El titular del COA destacó el hecho de que Argentina haya formado parte del Comité Olímpico Internacional desde sus comienzos, y rindió tributo al dirigente José Zubiaur, uno de los miembros fundadores del COI en 1894. “Desde entonces, hemos trabajado con consistencia para desarrollar nuestro movimiento aquí y jugar nuestro rol en la promoción de los valores olímpicos”, agregó Werthein.

Jacques Rogge, presidente saliente del COI. (Foto: COI)

Jacques Rogge, presidente saliente del COI. (Foto: COI)

Tanto él como Macri, agradecieron la designación de la capital argentina para albergar la asamblea del COI y los Juegos Olímpicos de la Juventud de 2018. “Nuestra ciudad y nuestro país están ansiosos de albergar unos Juegos grandiosos”, señaló el presidente del COA. Por su parte, el jefe de Gobierno porteño precisó: “Hoy podemos decir como nunca que Buenos Aires es una verdadera ciudad olímpica, con miles de jóvenes apasionados por el deporte. Creemos en el espíritu de estos Juegos”.

El acto, cuyos maestros de ceremonia fueron Martín Wullich y Andrea Frigerio, contó con la presentación de la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires. El programa cultural incluyó obras emblemáticas del compositor Astor Piazzolla, como “Invierno porteño” y “Adiós Nonino”, además de una versión del Malambo de Alberto Ginastera. También deleitaron el Coro de Niños del Teatro Colón y su prestigioso Ballet permanente que emocionó al ritmo del tango.

[slideshow]

Fuente: Prensa Comité Olímpico Argentino (C.O.A.)