La marca mundial de fitness lanzó el primer calzado creado a partir de algodón y maíz.

De la Redacción

Reebok apuesta a la sustentabilidad, ya que logró incorporar recursos sustentables a su cadena de producción. Se trata de una silueta hecha a base de algodón y maíz que forma parte de la iniciativa de productos naturales “Cotton + Corn”.

Reebok - Cotton Corn 1

La parte superior de la zapatilla “NPC UK Cotton + Corn”, está hecha 100% de algodón y la suela a base de maíz. Las platillas se componen de aceite de ricino, y su packaging está hecho con material 100% reciclado.

El “NPC UK Cotton + Corn” es el único calzado en el mercado que contiene 75% de contenido biológico. Es un producto puro, libre de petróleo y no tóxico que contiene elementos derivados de maíz de campo. El programa tiene como objetivo producir calzados con “elementos que crecen” para crear productos sostenibles.

El equipo de Reebok Future es el departamento de innovación de Reebok dedicado a crear nuevas tecnologías, ideas, técnicas y prototipos.

“La mayoría de los calzados deportivos se fabrican con petróleo para crear sistemas de amortiguación de espuma y goma sintética”, señaló Bill McInnis, director de Reebok Future. De esta manera, la marca se convierte en agente de cambio utilizando recursos sostenibles para la producción de calzado. El resultado es una zapatilla hecha a base de plantas naturales que se desempeña y se siente como cualquier otro calzado.

Para la iniciativa “Cotton + Corn”, Reebok se asoció con DuPont Tate & Lyle Bio Products, empresa líder en el desarrollo de soluciones biológicas de alto rendimiento. Por el momento, este calzado sólo se encuentra disponible en los Estados Unidos en cantidades limitadas y se puede adquirir exclusivamente en Reebok.com/us/CottonandCorn.

Galería de imágenes

Video