A fines del mes de Diciembre anunciábamos que el próximo 4 de Mayo se llevará a cabo la carrera benéfica “Wings for Life World Run” en la que el mundo correrá a la misma hora en más de 50 ciudades de los cinco continentes para encontrarle una cura a las lesiones de médula espinal. El reconocido entrenador marplatense Leonardo Malgor será uno de aquellos que no pueden hacerlo. Después de siete años fuera de competencia, volverá a las “pistas” junto a su running team para formar parte de la primera edición de esta prueba. la carrera a beneficio de la Fundación Wings for Life, el 4 de mayo, en Pinamar.

Leonardo Malgor

“Cuando me enteré de este proyecto decidí que era un buen momento para volver a correr. Igualmente voy a ir muy tranquilo. Nada de querer ganar o terminar en los primeros lugares. Simplemente intentaré dar lo mejor de mí”. Con estas palabras, Leo Malgor anunciaba su vuelta como protagonista al mundo del running, luego de que en 2007 decidiera abocarse exclusivamente a ser entrenador. La razón se basó exclusivamente en la realización de la ‘Wings for Life World Run’, por “todo lo que significa a nivel mundial y por su fin benéfico. Que sea para recaudar fondos para una buena causa fue fundamental y el formato de carrera también sumó puntos para mi decisión”, asegura Malgor, quién no estará solo en la línea de largada.

Entre los 2000 corredores que se esperan que participen en Pinamar, el domingo 4 de mayo a las 7 de la mañana, habrá presencias importantes ya que se han confirmado reconocidos atletas de elite. Tal es el caso de la representante argentina en los 42k de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, María Peralta; el número uno del país en 2013, también en maratón, Mariano Mastromarino; y la ganadora de los 21k de San Francisco, Florencia Borelli, todos ellos entrenados por Leo Malgor.

“Están todos muy entusiasmados por la modalidad. Se la pasan haciendo cuentas para ver en qué momento el auto los alcanzará. Por los números que hicimos es probable que recién pueda hacerlo en los 42 kilómetros, pero hay que tener cuidado. Es una carrera diferente y hay que planificarla bien”, cuenta Leo en relación a la estrategia que adoptarán para afrontar la competencia. Vale aclarar que la meta será móvil porque 30 minutos después de la hora de largada, el Catcher Car comenzará a andar detrás de los corredores de todas las locaciones, al mismo tiempo y a la misma velocidad, y todos aquellos que queden detrás del vehículo habrán terminado su prueba.

“Siempre que hay un fin benéfico la mayoría de los corredores se entusiasma más. Es algo que la mayoría tenemos adentro. Si podemos ayudar y encima vamos a correr en una competencia tan innovadora, creo que la calidad y la cantidad de corredores está garantizada”, opina Malgor. Que así sea.

Galería de imágenes