Con sus mayores estrellas de la actualidad: Special K, Orlando “El Gato” Melendez, “Blenda” Rodriguez, Anthony “Ant” Atkinson y “Bam Bam” Ramiro
Después de 84 increíbles temporadas de asombro, después de 25.000 shows en 160 países, después de 130 millones de espectadores en vivo y varios billones a través de la TV, los celebérrimos y sorprendentes Harlem Globetrotters ofrecerán dos únicas presentaciones en Buenos Aires, los días 1 y 2 de Mayo, en el Luna Park, trayendo a sus mayores estrellas del momento, Orlando “El Gato” Melendez, “Blenda” Rodriguez, Anthony “Ant” Atkinson, “Bam Bam” Ramiro, y el impagable Special K, con un espectáculo enteramente nuevo, titulado “Magical Memories”, que desde este abril 2010 será visto durante 269 shows en 216 ciudades de Estados Unidos, Canadá, Puerto Rico, Italia, Francia, Bélgica, Irlanda, Gran Bretaña, Suiza, Brasil y Argentina.

Desde su creación, debida a Abe Saperstein en 1927, en Chicago, los Globetrotters no han dejado de hacer historia; batir records -dos partidos perdidos en 38 años-; actuar en los lugares más insólitos -una pista de hielo, buques de guerra, el fondo de una piscina vacía, el Vaticano, etc-, jugar para papas y presidentes; o nombrar integrantes honorarios como Bob Hope, Henry Kissinger, Kareem Abdul-Jabbar, Whoopi Goldberg, Nelson Mandela, Jackie Joyner-Kersee, Juan Pablo II o Jesse Jackson. Nacidos de una idea brillante, en estas ocho décadas no han dejado tampoco de renovarse, dar incontables veces la vuelta al mundo y cautivar a adultos y chicos de diferentes culturas y clases sociales.
Recientemente -y por segundo año consecutivo- los Harlem Globetrotters fueron el centro de la celebración anual de la NBA en Dallas. Además de sus gags y destrezas siempre sorprendentes, al equipo no le bastó con que una de sus estrellas, Special K, lanzara un balde de agua al popular relator deportivo Jon Barry, sino que se dieron el gusto de anotar varios records en el Libro Guinnes: Special K Daley realizó el tanto desde mayor distancia jamás anotado; Buckets Blakets anotó dos tantos desde media cancha en un minuto, y Scooter Christensen sostuvo la pelota girando 7,9 segundos sobre su cabeza y 5,1 segundos sobre su nariz, batiendo sus dos propios records anteriores.

Sin duda a los Harlem Globetrotters se debe gran parte de la popularidad mundial del básquet, especialmente fuera de los Estados Unidos. Sin embargo, en 1926, cuando aún se llamaban los Savoy Big Five, el equipo jugaba en las calles y fuera de toda competencia, ya que la liga oficial del básquet no admitía a jugadores negros, algo hoy impensable -más allá de la aberración racista-, sobre todo teniendo en cuenta la historia posterior del deporte, que fue prácticamente copado por los insuperables jugadores de color, hoy estrellas casi excluyentes de la NBA.

En 1927, el equipo hizo su debut oficial en el Savoy Ballroom de Chicago, un salón donde tocaban las mayores big bands del jazz de la época, negocio que cuando empezó a decaer sus dueños decidieron incorporar al programa de cada noche un partido de básquet, antes del concierto bailable. La extraña combinación no prosperó, pero la idea del deporte como puro espectáculo de destreza y humor cobró desde entonces una nueva dimensión.

Al poco tiempo, los fundadores del premier equipo cambiaron de nombre sumando el Harlem -principal barrio negro de Nueva York- como distintivo de su raza, su procedencia, su cultura y su reivindicación; y cuando finalmente la liga oficial del deporte cambió su reglamento racista por el actual, los Harlem Globetrotters se transformaron en el asombro de las canchas, ya que su enorme solvencia y superioridad los convertía en máquinas de anotar tantos, dejando a sus oponentes blancos a menudo inmóviles o perplejos ante jugadas increíbles, a las que ni los jugadores ni el público estaban acostumbrados.

Pionero en esa destreza superlativa, el equipo fundado por Saperstein decidió entonces ahondar en ese estilo, e hizo de una equilibrada mezcla de habilidad deportiva, malabarismo y humor el sello distintivo que desde entonces les permitió salir de los partidos convencionales para convertirse en un espectáculo absolutamente único y sin competencia.

En 1934 establecieron un record aún invicto al ganar un partido por 152 a 2, y así su popularidad fue creciendo, hasta que a comienzos de los 50 ya eran más los partidos de exhibición que jugaban por el mundo que los correspondientes a los campeonatos oficiales. En 1970 tuvieron su propio programa de televisión en la CBS Network; y en 1978 viajaron por primera vez al Africa, donde años después celebraron su 70 aniversario jugando a beneficio de un millón de niños de la Fundación Nelson Mandela.

Desde el principio La mayoría de sus partidos han sido contra sus dos clásicos rivales, los Washington Generals que fueron sus rivales entre 1953 y 1995 y sus actuales rivales, los New York Nationals, rivales desde 1995 hasta la actualidad. Tras perder con los Washington Generals en 1962, los Harlem Globettroters sólo perdieron dos partidos en los siguientes 38 años (jugaron 12.596 partidos en ese tiempo).

En 1979 jugaron un partido privado para el premier chino Deng-Hsiao- Ping, que fue transmitido por TV para los 900 millones de habitantes del país; en 1982 fueron el primer equipo deportivo en tener su estrella en el célebre Walk of Fame de Hollywood; en 1994 filmaron su primer largometraje, distribuido a las salas del mundo entero; en 1996 una de sus estrellas, Sean Elevador Williams anotó otro de los tantos records del equipo al encestar con un salto de 11 pies y 8 pulgadas, marca aún no superada.

En 2009, la mascota de los Harlem Globetrotters fue uno de los íconos de la cultura americana elegidos para viajar a bordo de la nave Atlantis en la última misión de la NASA al telescopio Espacial Hubble; luego el mundialmente prestigioso Smithsonian National Museum of American History de Washington dedicó una muestra especial a la historia del equipo; y cerraron el año lanzando su nuevo video juego, que se ofrece para diversos formatos electrónicos, desde teléfonos celulares a PC.

Ahora, entes de su llegada a Argentina, en Brasil se puede ver el reality show “El Globetrotter Brasilero”, donde a través de una exigente serie de entrenamientos y pruebas, un jurado de profesionales del básquet, presidido por un representante del celebrado equipo, elegirá a un joven jugador del Brasil que el 24 de abril -en un multitudinario y televisado match en el estadio Maracanazinho de Río- se sumará al team de estrellas más soñado del mundo. Una semana después, Buenos Aires recibirá a los Harlem Globetrotters en el Estadio Luna Park, otra oportunidad para renovar el asombro. Y la risa.

Sábado 1º de mayo (17 hs.)
Domingo 2 de mayo (16 hs.)

Estadio Luna Park (Av. Madero 420). Localidades desde $50, en venta en el estadio y en Ticket PORTAL (5-353-0606)