La carrea más extrema del continente Europeo se larga el próximo 17 de julio y por primera vez un argentino, el cordobés Martín Romero, está entre los 31 atletas seleccionadospor resistencia, capacidad de vuelo, coraje y determinación

Son 864 kilómetros topando las cumbres más altas del continente, recorriendo los Alpes de uno a otro extremo, desde Salzburgo a Mónaco, únicamente en parapente o a pie, atravesando Austria, Italia, Suiza y Francia

Cuando el próximo 17 de julio comience la quinta edición de la carrera más exigente de Europa, la “Red Bull X-Alps 2011”, por primera vez habrá un argentino entre los competidores que atravesarán longitudinalmente los Alpes, desde Salzburgo hasta Mónaco, valiéndose de sólo dos medios de transporte: parapentes o…  sus propios pies.

Los 864 km entre altas cumbres abismos y valles, serán atravesados por Martín Romero, un agente inmobiliario de 37 años de Villa Carlos Paz (Córdoba) seleccionado este año junto a otros 31 aspirantes, por su resistencia, capacidad de vuelo, coraje y determinación.

“Red Bull X-Alps Race” se disputa cada dos años desde 2003 y desde entonces se ha convertido en el máximo desafío europeo en deportes extremos. Ideada y manejada por el múltiple campeón de parapente y vuelo acrobático Hannes Arch, la nueva dimensión en carreras de aventura comienza Austria, sigue por territorios de Italia, Suiza y Francia, y no se detiene de día ni de noche, ni aún bajo las más extremas condiciones climáticas. Hasta que el primero llega al Mediterráneo frente a las costas de Mónaco.

El equipo obligatorio que cada atleta debe llevar permanentemente consigo: parapente, calzado de montaña, casco, bengala para emergencias, cinturón refractante y un dispositivo localizador. Además, cuenta con la asistencia de un corredor de apoyo, que en el caso del representante argentino será el también cordobés Martín Utrera.

Después, no hay límites, salvo la prohibición de utilizar los viaductos entre valles: cada competidor puede elegir su ruta volar, caminar o correr, con la sola condición de tocar ocho waypoints entre los que se cuenta nada menos que la cima del Mont Blanc, el pico más alto de Europa.

La prueba termina 48 horas después de que el primero haya arribado a la meta. “La ‘Red Bull X-Alps’ es una travesía de los Alpes, pero también es mucho más, es una aventura, una expedición y al mismo tiempo, una durísima competencia deportiva -explicaba Hannes Arch-… En 2009, Christian Maurer subió la apuesta… Demostró que una preparación excepcional, un alto nivel de resistencia, una buena estrategia y un gran corredor de apoyo son la clave del éxito. En la edición 2011 el ganador deberá ser realmente muy capaz en todos estos aspectos.” Se refería a la descollante victoria del debutante suizo que en 2009 logró completar el recorrido en menos de diez días, un récord absoluto en la historia de los “X-Alps”.

Ahora defendiendo el título, el mismo Maurer (Suiza) volverá a la línea de largada en la Plaza Mozart de Salzburgo, donde además del argentino Romero estará también el dos veces ganador Alex Hofer y el brasileño Richard Pethigal, entre otros 27 atletas de 23 países.

“Conocí la ‘Red Bull X-Alps’ en 2007, mientras se estaba corriendo -recuerda Martín Romero-. Y quise participar en 2009, pero ya tenía otros compromisos tomados, así que decidí intentarlo efectivamente este año… Si tuviera que definir algo que me intimida en este desafío diría que es la extensión del recorrido: 860 kilómetros no son para cualquiera. Creo que los factores físicos y psicológicos serán muy importantes…Trataré de explotar todas las posibilidades al máximo, volar tanto como sea posible y administrar mis energías para alcanzar el objetivo de llegar a Mónaco”.

Video (En Inglés)

Prensa Red Bull Argentina