El Jueves 8 de Enero, llega a las salas de la Argentina, el drama deportivo autobiográfico sobre estos medallistas olímpicos, campeones mundiales de lucha libre, que se involucraron con el inestable multimillonario y filántropo John du Pont y cuya relación tuvo un descenlace trágico

Por María Gabriela Losino

El próximo Jueves 8 de Enero se estrena en la Argentina, de la mano de la distribuidora Sony Pictures, el film “Foxcatcher”, un drama deportivo autobiográfico sobre los hermanos Mark y David Schultz, aquí interpretados por Channing Tatum y Mark Ruffalo. Estos medallistas olímpicos (ganaron la de Oro en Los Angeles 1984) y campeones mundiales de lucha libre, se involucraron con el inestable multimillonario y filántropo John du Pont (encarnado por Steve Carell), cuya relación tuvo un descenlace trágico. El 26 de Enero de 1996 asesinó a David sin motivo alguno o claro.

Foxcatcher 1

Dirigida por Bennet Miller (conocido por su trabajo en “Capote” y el film sobre estadísticas de baseball “El Juego de la Fortuna”), esta película que ya está dando que hablar debido a las destacadas actuaciones del elenco protagónico (está sumando nominaciones a premios de la industria, Globos de Oro y Screen Actors Guild), cuenta la oscura y fascinante historia entre el excéntrico millonario y los dos deportistas, la cual fue plasmada en el libro autobiográfico escrito por Mark Schultz, titulado “Foxcatcher: The True Story of My Brother’s Murder, John du Pont’s Madness, and the Quest for Olympic Gold” (Foxcatcher: La Verdadera Historia del Asesinato de mi Hermano, de la Locura de John du Pont, y la Búsqueda del Oro Olímpico).

Vale la pena conocer algunos detalles antes de ir a ver la película. Du Pont, que murió en prisión en 2010 (a los 72 años), provenía de una prominente familia dedicada al negocio de los químicos y cuya fortuna, y posterior herencia, se valuaba en 250 millones de dólares. Este hombre, ornitólogo que publicó muchos libros sobre aves, era, además de filántropo, entrenador y entusiasta del deporte, por este motivo construyó, dentro de su propiedad en Pennsylvania, un moderno centro de entrenamiento llamado “Foxcatcher” (de aquí proviene el título del film).

La relación que entabla con los Schultz, comienza cuando se hace amigo de David, en los años ’80, época en la que la fascinación de du Pont por la lucha comenzaba a tornarse más seria. Tan cercano era el vínculo que David y su esposa Nancy (papel a cargo de Sienna Miller) se mudaron a su mansión, donde vivieron por 6 años al momento del incidente. David había estado entrenando al equipo de lucha para las Olimpíadas de Seúl 1988 cuando fue confrontado por du Pont.

En toda esta historia, la que se desarrolla en la cinta, Mark Schultz también es invitado por el rico heredero a mudarse a la propiedad de los Du Pont, para ayudarlo a formar un equipo y entrenarlo para los Juegos Olímpicos del ’88. El joven aprovecha la oportunidad esperando concentrarse en su entrenamiento y, finalmente, lograr separarse de la sombra de su hermano Dave.

Llevado por sus necesidades ocultas, Du Pont ve en el apoyo que brinda a Schultz para obtener la medalla de oro y la oportunidad de “entrenar” a un equipo de lucha libre de clase mundial, la ocasión perfecta para ganarse el evasivo respeto de sus iguales y, aún más importante, mitigar la desaprobación de su madre, cuya muerte, dicen, fue el disparador del desequilibrio mental y la paranoia de este hombre que lo llevó a acabar con la vida de su amigo.

Galería de imágenes

Trailer