Arrancó en Inglaterra el nuevo certamen con 17 monoplazas

Este domingo el trazado inglés de Donington Park será el escenario de la inauguración de la Superleague Fórmula, el nuevo campeonato internacional de automovilismo que reunirá 17 monoplazas que representarán a igual número de equipos de fútbol de Europa, América y Asia.

AC Milán y AS Roma (Italia), Tottenham Hotspur y Liverpool (Inglaterra), PSV Eindhoven (Holanda), Sevilla FC (España), Beijing Gouan (China), Galatasaray SK (Turquía), RSC Anderlech (Bélgica), FC Basilea (Suiza), Glasgow Rangers (Escocia), Olimpiacos (Grecia), Al Ain (Emiratos Árabes Unidos), FC Porto (Portugal), Flamengo y Corinthians (Brasil) y Borussia Dortmund (Alemania), serán las oncenas que lucirán sus colores en la doble cita británica, máquinas que por potencia pura son superadas únicamente por los Fórmula Uno.

Entico Toccacelo manejará el auto del AS Roma

Los SLF (Superleague Formula) cuentan con propulsores 12 cilindros de 4,2 litros que erogan 750 caballos de fuerza, mientras la máxima división emplea motores 10 cilindros de 3500cc que superan los 850 HP. El calendario contempla 6 competencias a doble manga cada una a efectuarse entre agosto y noviembre en Donington (Inglaterra), Nurburgring (Alemania), Zolder (Bélgica), Estoril (Portugal), Vallelunga (Italia) y Jerez de la Frontera (España).

Un experimentado grupo de jóvenes pilotos serán los encargados de conducir los nuevos monoplazas, nombres que incluyen especialistas en categorías como la misma F1, Indycar, Champcar, GP2 y World Series. El holandés Robert Doornbos, el francés Tristán Gommendy, los españoles Adrián Valles y Borja García, el italiano Enrico Toccacelo, el escocés Ryan Dalziel o el austriaco que corre con bandera de los Emiratos Árabes Unidos, Andreas Zuber (compañero del venezolano Pastor Maldonado en el equipo Piquet Sports en GP2 Series) serán algunos de los protagonistas que buscarán la victoria en la apertura en Donington Park, mientras para el siguiente compromiso se aguarda la incursión del brasileño Antonio Pizzonia, integrante del Corinthians.


El gran capitán italiano Paolo Maldini junto al auto del AC Milán

Motores y Balones por fin juntos

La idea de unir al fútbol con el automovilismo no es nueva. La misma comenzó a plantearse a comienzos de los noventa, entonces el proyecto llevaba por nombre Premier 1 Grand Prix y pretendía colocar en la pista a potentes monoplazas vestidos con los colores de legendarias instituciones de fútbol del Viejo Continente.

Para los europeos -así como acontece en Argentina y Brasil-, fútbol y automovilismo son las dos pasiones que movilizan la mayor cantidad de aficionados, lo que llevó a unos promotores británicos y españoles a explotar ese magnetismo, dándole vida a este proyecto que cuenta con la aprobación de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA).

Los monoplazas serán impulsados por un motor Menard, mientras el chasis será responsabilidad de empresa Elan Motorsport, marca propiedad del multimillonario norteamericano Don Panoz, creador de los últimos monocascos que se usaron en la ChampCar World Series, además de fundador del certamen serie American Le Mans. Los Fórmula Superliga no contarán con las ayudas tecnológicas de los modernos F1, aunque por supuesto, el aspecto de seguridad será fundamental.

Y así como los organizadores de la A1 Grand Prix apelaron al sentimiento nacional para desarrollar el campeonato de monoplazas que en octubre iniciará su cuarta temporada, ahora los creadores de la Fórmula Superliga también acuden a esa misma premisa de la pasión por los colores, pero en este caso orientada hacia los equipos de fútbol, concepto universal que involucra a varios de los clubes más importantes del planeta.

Pero a diferencia de lo acontece en la A1 Grand Prix, donde los pilotos deben ser nacidos o con raíces del país que representan, en la Fórmula Superliga se aplica el mismo concepto del fútbol moderno, donde los pasaportes son prácticamente universales, por lo que veremos a un español sentarse en el habitáculo de un equipo británico (Adrián Vallés correrá con el Liverpool) y al holandés Robert Doornbos subirse al rossonero auto del AC Milan.

Goles a 300 Kms/h

Un millón de euros en premios. En el aspecto estrictamente deportivo, se realizarán dos carreras cada fin de semana, con un original sistema de clasificación de eliminación directa, mientras el orden de llegada de la primera manga se invertirá completamente para la segunda (es decir, el ganador de la primera batería parte al fondo de la grilla y el último de la serie de apertura se ubicará en la pole position), un modelo tomado de la GP2 Series que sólo lo aplica para los ocho primeros lugares, esquema que también se emplea en la Fórmula 3 Euroseries y las World Series by Renault. El monto de los premios en cada carrera ascenderá a un millón de euros.

Asistencia Técnica Especializada. Por supuesto que Carlo Ancelotti tiene suficiente trabajo en amalgamar la nueva versión del Milan con el flamante fichaje de Ronaldinho, el retorno de Andriy Shevchenko y el arribo de Philippe Senderos, por lo que la gestión técnica de los distintos monoplazas será responsabilidad de estructuras profesionales como Astromega (Bélgica), Eurointernational (Italia), West-Tec (Gran Bretaña) o la germana Zakspeed, formación que a mediados de los ochenta incursionó en la Fórmula 1.

Futbolistas Amantes de la Velocidad. El holandés Clarence Seedorf posee su propio equipo de motociclismo en 125cc e incluso es dueño de una revista especializada en Italia; el brasileño Roberto Carlos también respalda una formación en el stock car de su país y Luis Figo estuvo vinculado en la escuadra de A1 GP de Portugal, al igual que Ronaldo lo hizo con Brasil junto a Emerson Fittipaldi. Por su parte, el piloto italiano de F1 Giancarlo Fisichella, reconocido aficionado del AS Roma, será el encargado de llevar las riendas técnicas de la escuadra capitalina a través de la estructura Fisichella Motorsports.

¿Veremos al Kaiser marcar en la SFL? En función del éxito de la serie, se pudiera especular en un futuro ver a verdaderos apasionados del balompié como Michael Schumacher o Fernando Alonso defender al Bayern Munich o al Real Madrid, o a colosos del fútbol mexicano como América o Chivas de Guadalajara representados por los prometedores Sergio “Checo” Pérez y Salvador “Chava” Durán. Y si de soñar se trata (siempre que exista el capital e inversión necesaria), podríamos imaginar ver al multicampeón venezolano Caracas FC debutar en la edición 2009 junto a Ernesto José Viso o Pastor Maldonado…

En Argentina el clásico llegó a las pistas. En la temporada 2005 las populares escuadras River Plate, Boca Juniors, Independiente de Avellaneda, San Lorenzo de Almagro y Racing Club, participaron en el automovilismo rioplatense en la categoría de turismo Top Race V6, mientras a comienzos de la presente década, el FC Barcelona y la Real Sociedad lucieron sus uniformes en el campeonato World Series que consagró en la temporada 2002 al brasileño Ricardo Zonta que llevó el emblema del combinado blaugrana.

Octavio Estrada (Caracas – Venezuela)