Las leyendas de Mónaco: La carrera y los relojes

TAG Heuer presenta los cronógrafos oficiales del Gran Prix más glamoroso del mundo

La Carrera – La búsqueda de la excelencia y las prestaciones

TAG Heuer colabora con el Grand Prix de Mónaco y el Automobile Club de Mónaco por las mismas razones que está ineludiblemente vinculada a las otras dos carreras de la “Triple Corona” del automovilismo, las 500 Millas de Indianápolis y las 24 Horas de Le Mans: la abundancia de valores e historia compartidos.

Cronógrafo Carrera Calibre 16 Edición Limitada Monaco Grand Prix.

Las carreras de automóviles y el cronometraje deportivo han estado en la sangre del TAG Heuer desde la invención del “Time of Trip” (tiempo de viaje), el primer reloj de salpicadero del mundo, en 1911. Actualmente saluda a los vencedores de las carreras más rápidas del mundo con una precisión inigualada de /10.000a de segundo.

Además, Mónaco y TAG Heuer comparten algo más, exclusivo de ambos: el glamour deportivo. El Grand Prix está entre los acontecimientos deportivos más emocionantes y es de largo el más elegante, 78 vueltas a un circuito de calles peligrosamente estrechas forradas de riqueza y glamour, junto a acantilados de vértigo, lujosas villas, grandes casinos y yates avaluados en millones de dólares.

Es la cima de la “grandeza”, la prueba definitiva de las habilidades de la Fórmula Uno, pues exige 4.000 cambios de marcha en un circuito urbano de 3,3 km que tiene las más peligrosas horquillas y curvas contraperaltadas del automovilismo.

Y después está el infame tramo a oscuras del túnel: gas a fondo a 280 km/h, la velocidad máxima de la carrera, para salir al deslumbrante sol, tirar de frenos y enfocar a ciegas la ajustada chicane izquierda-derecha de Portier. Sólo pensar en ello les quita el sueño a los pilotos. Así como las fiestas de la jet-set les mantienen despiertos después…

El papel de TAG Heuer en el prestigio y glamour de Mónaco no tiene parangón en el mundo de la relojería suiza. Patrocinador oficial del Automobile Club de Mónaco (ACM), el organizador del Grand Prix, TAG Heuer es también patrocinador oficial del equipo con más triunfos en Mónaco, Vodafone McLaren Mercedes (15 victorias), y patrocinador de más pilotos vencedores de Mónaco que ninguna otra marca de la historia. Los embajadores de TAG Heuer que han cruzado en primer lugar bajo la bandera a cuadros en Mónaco son Niki Lauda, Jody Scheckter, Alain Prost, Ayrton Senna, Mika Häkkinen, David Coulthard, Kimi Räikkönen, Fernando Alonso, Jenson Button y Lewis Hamilton. Y en las muñecas de todas estas leyendas del volante luce otra leyenda: un reloj TAG Heuer.

Jenson Button

Los Relojes – Los relojes emblemáticos del automovilismo moderno

El primer embajador de TAG Heuer en los Grands Prix fue el piloto suizo Jo Siffert, quien se estrenó en la F1 en el Grand Prix de Mónaco de 1962. El piloto suizo, amigo íntimo de Jack Heuer y primer piloto de F1 en firmar un contrato de patrocinio con una marca de relojes, sirvió de ejemplo a otro icono de TAG Heuer, el actor y piloto americano Steve McQueen.

Cuando en 1970 McQueen se puso tras el volante de un Porsche 917K para protagonizar la película “Las 24 Horas de Le Mans”, condujo el coche de Jo Siffert y llevó un mono de carreras idéntico al suyo, con un escudo del “Chronograph Heuer” de color rojo en la nuca y un cronógrafo Heuer Monaco en la muñeca. Antes de empezar a rodar, Jack Heuer hizo enviar una caja de relojes a McQueen para que eligiera.

El actor vio la inusual forma cuadrada y los colores del Monaco, absolutamente radicales para la época, e hizo su elección. La misma que han compartido los aficionados a los relojes y las carreras desde entonces.

Los Nuevos Relojes Oficiales del Grand Prix de Mónaco 2012 – Las mejores piezas en la parrilla de Mónaco

Cronógrafo Monaco Calibre 12 – ACM Edición Limitada

Una edición limitada de 1.200 ejemplares del Monaco en homenaje a la colaboración constante de TAG Heuer con el Automobile Club de Mónaco. Fundado en 1890, el ACM es uno de los más antiguos y prestigiosos clubes automovilísticos y el organizador del Grand Prix de Mónaco de F1 y del no menos glamuroso Rally de Montecarlo.

Este reloj homenaje de gran lujo presenta contadores plateados con exquisito acabado “gras-de-boisé” y correa negra de cocodrilo de tacto suave con pespunte naranja. A las 12 aparecen MONACO y el logo de TAG Heuer, opuestos al emblemático escudo del ACM a las 6. Las agujas naranja de los contadores y el segundero completan el auténtico encanto automovilístico.

Cronógrafo Monaco LS Calibre 11

Un glamuroso rediseño fervorosamente basado en el reloj que McQueen eligió para “Las 24 Horas de Le Mans”: una de las piezas más buscadas en el mercado internacional de clásicos. El primer reloj con caja cuadrada sumergible, el primer cronógrafo automático y la esfera azul del “McQueen Monaco” rompieron totalmente con la tradición, por dentro y por fuera.

El nuevo cronógrafo Monaco Heuer Calibre 11 está en perfecta sintonía con la emblemática herencia de la serie. Sus características destacadas incluyen una correa de piel perforada de color azul oscuro, una elegante esfera azul con franjas blancas verticales inspiradas por las granjas del mono de carreras de Steve McQueen, agujas rojas, el logo HEUER a las 12 y la famosa corona a las 9.

Cronógrafo Monaco Twenty-Four Calibre 36

Una reinterpretación supercargada y superdura del Monaco cuadrado visto por primera vez en la muñeca de Steve McQueen. La esfera azul es una combinación del diseño McQueen tradicional con las franjas de los monos de carreras. La galardonada estructura, el diseño tubular y los componentes protegidos contra golpes extremos están directamente inspirados por la tecnología de competición de la F1.

Los brazos colectores, visibles a través del fondo de caja de cristal, recogen las vibraciones y las desvían lejos del movimiento hacia un “filtro compuesto” que absorbe y disipa su energía. Un cronógrafo con una precisión definitiva y el aire clásico inimitable de Steve McQueen.

Cronógrafo Carrera Calibre 16 Edición Limitada Monaco Grand Prix

Basado en el homenaje de 1964 de Jack Heuer a la agotadora Carrera Panamericana que se celebraba en las carreteras de México en la década de los 50, esta edición limitada de 3.000 ejemplares numerados y grabados del CARRERA incluye la inscripción Monaco Grand Prix en rojo en el bisel y la escala taquimétrica, una correa de caucho con el diseño de un neumático de F1 clásico, y un logo del Grand Prix de Mónaco en su fondo de caja de zafiro resistente a los arañazos. Rinde un homenaje, inspirado en el Carrera, a Mónaco, la carrera más emocionante, peligrosa y glamurosa del automovilismo moderno.

[slideshow]