En una entrevista, el hombre más rápido del mundo hace un repaso sobre sus logros y objetivos a futuro

El Jueves 21 de Agosto, Usain “Lighting” Bolt celebró su cumpleaños número 28 y también el quinto aniversario de dos de sus records mundiales conseguidos en el XII Campeonato Mundial de Atletismo de Berlín en el año 2009 (9,58 en 100 mts y 19, 19 en 200 mts). Hacía más de tres décadas que el record mundial de 100 metros libres no se rompía.

Puma - Usain Bolt

Sólo el propio “Lighting” Bolt ha sido capaz de mover esa marca desde que se comenzó a implementar las décimas de segundo como método de cronometraje. En una entrevista que nos acercó Puma, la marca que lo acompaña, el hombre más rápido del mundo transmite sus pensamientos acerca de sus logros, su legado y su trascendencia al margen de sus récords:

Hace 5 años que tu récord sigue intacto. Hace más de tres décadas que el récord mundial de 100 metros libres no se rompía. ¿Por qué crees que tu récord logrado en Berlín se ha sostenido por tanto tiempo?

En realidad no lo sé. Creo que tuve que lidiar con muchas lesiones durante los últimos 5 años y fue muy difícil volver a la condición física en la que me encontraba en Berlín como para poner a prueba ese récord. En Londres me sentía bien, y no estuve lejos, pero también es verdad que todo tiene que estar a tu favor: tu condición física, el clima, la pista, entre otros factores.

En Berlín rompiste el Récord Mundial por más de una décima de segundo. Nunca nadie ha logrado eso desde que se comenzó a implementar las décimas de segundo como factor para medir el tiempo. ¿Es eso parte de tu legado?

Sí, creo que definitivamente lo es. Pero también las medallas de oro son parte de ese legado. Ganar tres medallas de oro nuevamente en Londres y defender aquellas en los 100 mts, 200 mts y 4x100m, fue un momento trascendental. De cara a los juegos de Río, quiero estar en una posición favorable a repetir la historia. Si lo lograra, creo que la gente hablará de eso por mucho tiempo.

Volviendo a aquella final de los 100 mts en Berlín, ¿qué recuerdas de esa noche?

Recuerdo esa noche como si fuera ayer, el clima que había en el estadio, salir y escuchar a la gente. El público fue maravilloso. Yo me encontraba en muy buena forma. Me sentía bien y tenía confianza de que lo lograría. El comienzo de la carrera fue muy bueno y realmente me esforcé mucho. Fue una gran noche e iba a demostrarme a mí mismo y al mundo que era el mejor en mi disciplina.

¿Y la final de los 200 mts cuatro días después?

Fue una experiencia similar. La verdad que logré administrar mi energía para la final, ya que sabía que iba a necesitarla. Ni bien comenzó la carrera estuve atento a todos los detalles técnicos: mover los brazos adecuadamente y abrir bien las piernas en cada tramo. No sólo quería ganar, estaba concentrado en correr bien más que en hacer una marca rápida, pero cuando vi el 19.19 en el reloj al terminar la carrera sentí una felicidad inmensa.

¿Cuándo te diste cuenta que podías romper el récord mundial?

No lo recuerdo bien porque tampoco era algo en lo que pensaba. Siempre fui un velocista de 200 mts y sabía que eso era lo mío, pero un día mi entrenador quiso que probara correr los 100 mts y lo hice. Fue ahí cuando me di cuenta de lo rápido que realmente era. Los récords mundiales nunca fueron algo en lo que pensaba con frecuencia.

¿Cómo cambiaron las cosas luego de Nueva York?

La gente comenzó a prestarme más atención. Era el año de los Juegos Olímpicos y todas las miradas estaban enfocadas en saber qué atletas podrían llegar a destacarse. Creo que eso ayudó a que muchos se interesaran en mí. Pero definitivamente Beijing fue el punto de partida.

Entonces la leyenda de Usain Bolt nació en Beijin. ¿Habías considerado de qué podías volver a Jamaica con tres medallas de oro?

Soñaba con eso pero nunca creí que realmente iba a suceder. El campeonato del mundo será el próximo año en ese estadio y espero volver a aquel lugar donde todo comenzó.

Fuiste el primer velocista desde Don Quarrie en romper los récords mundiales de los 100mts y los 200mts en forma simultánea. ¿Qué tanto sabías sobre él? ¿Podemos decir que fue tu modelo a seguir?

Por supuesto, todos conocían a Don, y fue mi héroe durante toda mi infancia. Hizo grandes cosas y ayudó mucho a enriquecer la historia de Jamaica. Lo que hizo en los 100 y 200mts fue fenomenal. Que me comparen con él es un gran honor para mí.

Antes de los Juegos Olímpicos de Londres dijiste que querías convertirte en una leyenda y ganar nuevamente varias medallas doradas. Al final de la competencia, lograste todo lo que te habías propuesto. Si llegaras a ganar más medallas de oro en Río, ¿qué adjetivo deberíamos utilizar para describirte?

Creo que aún seguiría siendo una leyenda. Es difícil imaginar que eso sucederá otra vez, pero es una situación de privilegio para mí el hecho de tener la posibilidad de intentarlo. De alcanzar esa meta, la gente hablará de mí por muchos años.

¿Cuál de los dos récords crees que puedes superar?

Creo que el de los 200mts. Me encantaría llevar ese récord por debajo de los 19 segundos. Es algo de lo que estaría muy orgulloso. Ese es mi objetivo y la posibilidad de lograrlo está a mi alcance. Para eso, es fundamental evitar lesiones por toda una temporada. Si lo logro, sé que podré romper ese récord.

Dejando tus récords de lado, ¿qué otras cosas lograste romper en los últimos cinco años?

Muchos controles de PlayStation. Jugar al “Call of duty”’ online es muy frustrante cuando la conexión a internet no es buena…

¿Qué consideras que te hace ser Forever Faster?

Todo. Es un gran slogan, me describe a la perfección. Soy Forever Faster. Cuando Puma vino con ésto, inmediatamente dije “sí, ésto es lo que yo soy’”.